Beneficios de la práctica cotidiana.

 

El Instructor  Anderson Taira, de la Escuela de TCC Y CULTURA ORIENTAL / PIRACICABA, BRASIL, publica un detallado artículo sobre los beneficios de la práctica:

1) La armonía del cuerpo, mente y espíritu

Muchos maestros reconocen el Tai Chi Chuan como meditación en movimiento. La práctica de Tai Chi con regularidad y dedicación promueve la armonía entre los tres pilares que conforman la persona: cuerpo, mente y espíritu. Además de ser un arte marcial completo, que incluye el ejercicio y la autodefensa, el Tai Chi Chuan también desarrolla los aspectos mentales y espirituales, tanto a través de las prácticas de meditación y respiración, como a través de la ejecución del Tai Chi Chuan propiamente dicho.

2) El cultivo de la vitalidad, la energía y la disposición

Tai Chi desarrolla la energía interna del practicante a través de ejercicios de Qi Gong (literalmente "el cultivo de la energía"), que combina el movimiento, la mentalización y la respiración. Con la práctica, esta energía revitaliza el cuerpo y la mente, aumentando la voluntad y la disposición para las tareas de la vida cotidiana.

3) Mejora de los sistemas respiratorio, cardiovascular y digestivo

Un estudio recientemente publicado en la revista American Heart Journal, especialista estadounidense en la salud del corazón, demostró los beneficios de la práctica del Tai Chi para el sistema cardio-vascular en pacientes post-infarto.

"El análisis se llevó a cabo con 61 voluntarios que habían sufrido infarto de miocardio Los pacientes fueron divididos en dos grupos: Los primeros practicaron Tai Chi Chuan y los segundos,  ejercicios de estiramiento.  Después de tres meses de práctica, los voluntarios que hicieron Tai Chi Chuan mejoraron en un 14% la  capacidad funcional (aeróbica), mientras que el segundo grupo no mostró ninguna diferencia desde el principio del programa. "

4) El fortalecimiento de los músculos, los huesos y los tendones

Tai Chi Chuan es un arte marcial completo que fortalece los músculos, los huesos y los tendones a través de ejercicios isométricos y los movimientos de bajo impacto. Las secuencias de base amplia y de flujo continuo, promueven el estiramiento, fortalecimiento y lubricación de las articulaciones. Además del aspecto externo, el practicante dirige su energía interna al sistema de tendino-muscular a través de Yì Jin Jing (易筋經, o "transformación de los músculos y tendones").

5) La habilidad de defensa personal

Ampliamente conocido como la práctica suave y eficiente para una mejor salud, pocos saben que el Tai Chi es también un arte marcial completo. Además del aspecto terapéutico, desarrolla técnicas de defensa personal, tales como emisiones, torsiones, golpes y patadas, tratando de utilizar la fuerza del oponente contra sí mismo a través de movimientos continuos y circulares.

6) El enfoque, la atención y la concentración

Las secuencias de movimientos continuos e ininterrumpidos Tai Chi Chuan permiten al practicante entrar en un estado meditativo, aumentando la conciencia de sí mismo y de lo que está a su alrededor. El grado de complejidad de los  movimiento requiere la atención plena y simultánea a cada parte del cuerpo, manteniendo aún la concentración en el orden y el flujo de la rutina. Con esto, el practicante obtiene un mayor control sobre su propia mente y expande el enfoque y la concentración en el día a día.

7) Los valores de la disciplina y la moral

La práctica de Tai Chi Chuan en una escuela de linaje tradicional desarrolla aspectos importantes de la disciplina y la conducta, ya que recibe una fuerte influencia de la filosofía china, especialmente el confucionismo. Los valores morales fundamentales, tales como la humildad, el respeto, la honestidad y la lealtad a la familia son parte del Wude (ética marcial) y debe ser practicado por todos en la escuela. 

8) El estiramiento y flexibilidad

Los amplios movimientos de Tai Chi Chuan se ejecutan lentamente y de forma continua, con bases y posturas que se expanden y alargan los músculos del practicante gradualmente, aumentando su flexibilidad. Son movimientos suaves que no dañan los músculos, tendones, ligamentos y articulaciones, sino que promueven el desarrollo saludable y una mayor amplitud de los movimientos de la vida cotidiana.

9) La coordinación motora

Cada movimiento de Tai Chi Chuan implica el cuerpo como un todo, lo que requiere la capacidad de coordinar ambos pies, piernas, caderas, abdomen, columna vertebral, el cuello, los brazos y las manos. Cada parte trabaja en armonía con el otro, formando una unidad. Las secuencias de movimientos se realizan a menudo en un grupo, lo que también mejora la coordinación, una vez que el practicante no sólo debe coordinar los diversos elementos de su propio cuerpo, sino que también debe armonizarse con los demás.

10) El control emocional y la reducción del estrés

El estrés y el desequilibrio emocional se producen en nuestras vidas cuando no podemos hacer frente armoniosamente a los obstáculos que debemos enfrentar, lo que conduce al agotamiento físico y emocional. En la práctica de Tai Chi Chuan también se enfrenta a obstáculos, ya que pone cara a cara con las limitaciones y condiciones psicológicas, esto  genera tensión. Sin embargo, a continuación, nos lleva a superar estos obstáculos de una manera positiva y armoniosa, mediante el flujo continuo entre  Yin y Yang o la secuencia natural de los Cinco Elementos. Por lo tanto, el Tai Chi Chuan mejora la conciencia y conduce a una percepción más precisa de nosotros mismos, nos presenta una excelente manera de superar los momentos críticos y redescubrir la armonía y el bienestar.

Fuente: www.kungfushaolin.com.br