Con quien aprender

Actualmente es muy normal escuchar “lo vi en la web, lo aprendí en internet, lo estudié on line”. De hecho, estamos en contacto gracias a esta maravillosa vía.

Podemos aproximarnos, acceder a la información, ver de qué se trata pero, a la hora de comenzar un aprendizaje  real, serio, profundo, con los beneficios que una práctica correcta conlleva, es imprescindible contar con la guía e instrucción de un maestro vivo. Las clases presenciales nos permiten captar la esencia, la transformación que se va produciendo en nosotros y sobre todo, la comprensión de que estamos hablando de un arte marcial interno, de que estamos aprendiendo a conocer y manejar energía, de que no alcanza con la destreza física, aunque es importante, si no conseguimos entender la diferencia entre una actividad solamente física  y este arte marcial que involucra cuerpo, mente y espíritu.

Enorme beneficio ofrece la Familia Yang que, tanto el Gran Maestro Yang Jun, descendiente directo del creador del estilo, Gran Maestro Yang Lu Chan, como sus Discípulos  e Instructores alrededor del mundo, nos entregan en cada Seminario, en cada clase o encuentro, información fidedigna, ajustada estrictamente al Estilo Tradicional de la Familia Yang.

Estos cursos, en distintos formatos según sea el objetivo, están disponibles para público en general como para quienes quieren  profundizar el aprendizaje o formarse como Instructores de Tai Chi Chuan.