Por qué practicar Tai Chi Chuan

POR QUÉ PRACTICAR TAI CHI CHUAN

En distintas etapas de la vida tenemos diferentes prioridades, marcadas por el "afuera": familia, trabajo, salud, situación económica, etc.

En determinado momento, nos acordamos que tenemos también una presencia incondicional y permanente: nosotros mismos. Y, reviendo aquellas prioridades, empezamos a mirar adentro, a buscar, a tratar de vivir mejor.

Uno de los caminos a recorrer, en esta búsqueda, es el TAI CHI CHUAN, arte marcial que por siglos, fue sólo practicado en China y que actualmente tenemos a nuestro alcance.

Con sólo tomar la decisión de empezar la práctica, comenzamos una nueva vida, sin retorno, que nos permite conocernos, reconciliarnos con nuestro ser, ser más amigables con nuestro entorno y por ende, mejorar la calidad de nuestra vida y de quienes nos rodean.

El cuerpo físico comienza a tener beneficios inmediatos, equilibrio, flexibilidad, fortalecimiento, entre otros.

La mente conoce una manera de calmarse, de silenciarse y realmente ver.

El espíritu vislumbra un camino, un método para crecer.

El Tai Chi Chuan de la Familia Yang cuenta con una larga tradición de aportar beneficios a la humanidad, con generosa entrega de sus Maestros quienes forman a sus discípulos en forma integral, con una sólida base de principios filosóficos y morales y un acabado conocimiento del cuerpo humano.

Razones todas estas para darse la oportunidad y acercarse a practicar Tai Chi Chuan Tradicional de la Familia Yang.